miércoles, 18 de junio de 2008


KISS lo dará todo en el Kobetasonik.

La banda estadounidense ofrecerá este fin de semana en el festival bilbaíno un espectáculo digno de verse. Fuegos artificiales, pantallas gigantes y piruetas imposibles de sus cuatro integrantes. Resumimos a continuación varios datos técnicos de su montaje.

Kiss llega a Bilbao con el directo más espectacular del panorama del rock. El concierto de la banda estadounidense, que lleva 11 años sin visitar España y que ofrecerá en Bilbao su único concierto en el Estado, será recordado en mucho tiempo.

El guitarrista Paul Stanley cruzará el cielo, guitarra en mano, desde la torre de sonido hasta el escenario suspendido desde un cable. Gene Simmons no fallará y será fiel a su tradición de escupir sangre durante su solo de bajo.

El bateria del Kiss Alive/35 World Tour, Eric Singer, girará con su batería desde una plataforma elevada, similar a las situadas en el frontal del escenario, que también permitirán a Simmons, Stanley y al guitarrista Tommy Thayer subir y bajar frente al público.

Además, la pirotecnia subrayará la contundencia del directo de Kiss. Para que nadie se pierda un detalle, la banda estadounidense, que ofrecerá lo mejor de su repertorio, colocará dos pantallas de dimensiones descomunales (24 metros de ancho).

Un total de 15 camiones de 16,5 metros de largo se dirigirán a Kobetamendi para traer el espectacular montaje de Kiss a tiempo para el Kobetasonik.

Es el momento de unirse a la legión de fans de la Kiss Army. Como dice Paul Stanley: “hay más miembros de la Kiss Army en Europa que en todos los ejércitos europeos juntos”.

Recogido en metaltotal

2 comentarios:

anselmo dijo...

Os lo advierto, Feroces guerreros entonándo cánticos a Bisbal os atacarán en el recinto. Sangre y fuego...
¡no vayais!¡no vayais!

El concierto está maldito. Kiss tocará canciones de Miguel Ríos...lo he visto en mi sueño.

Anónimo dijo...

o yeah, mike rivers, a wonderful son of a bitch